Barbo cereza

    pez barbo cereza

    A los acuarofilos les encanta el Barbo claro simpre que sean aficionados a los peces ovíparos. No en vano proviene de una familia muy habitual en los acuarios, los Ciprínidos.

    Por su atractiva coloración, su tiempo largo de vida, el  pez  puede llegar a vivir de media unos 4 años.

    Tiene una asombrosa coloración rojo cereza y por esto lleva este

    Anatomía

    Este pez se puede tener en acuarios pequeños ya que no es un pez muy grande mide sólo unos cinco centímetros cuando llega a su estado adulto.

    Los machos adoptan un tono rojo cereza brillante, cuando están en el periodo de apareamiento.

    La hembra posee una coloración que va del marrón oscuro, al claro. Los dos ejemplares están cruzados por una banda de color oscuro, que va desde la boca hasta su cola. Otra diferencia para con los machos, es que son algo más redondeadas.

    Su zona ventral es más clara, blanco-amarillenta.

    Condiciones del acuario

    Necesitan un acuario con abundancia de vegetación y plantas de acuario flotantes, donde le deberemos procurar una temperatura entre 20ºC y 28ºC

    El tamaño del acuario puede ser de unos 80 litros.

    Es preferible que haya movimiento de agua en el acuario, así se sentirá como en su habitad natural. Una buena idea sería colocar un filtro externo en el acuario con buena potencia.

    La mejor dieta para el cereza

    Son omnívoros, aceptarán todo tipo de alimento artificial seco, aunque debemos procurarle presas vivas a base de pequeños insectos y gusanos, sobre todo en la época de reproducción.

    Aceptará sin problemas Daphnias o Artemia, alimentos vegetales, como las algas.

    Comportamiento y compatibilidad

    Es un pez tranquilo, bajo determinadas circunstancias.

    Si criamos un solo Barbo cereza dentro del acuario, se volverá agresivo.

    Prefiere vivir con más ejemplares de su especie, idealmente en grupos de 3 a 6 ejemplares, donde mantendremos un solo macho,

    Al contrario que ocurre con otros Barbos, no suele molestar al resto de las especies del acuario.

    Reproducción

    Su reproducción en el acuario es relativamente sencilla, siempre que creemos las condiciones adecuadas.

    Se muestran más propensos a comenzar el periodo de cría, con una temperatura entre 22ºC y 24ºC. El agua debe tener un pH ligeramente ácido, tirando a neutro.

    No son peces que se preocupen mucho por sus huevos. Si queremos controlar el proceso, deberíamos hacernos con un acuario algo más pequeño o un acuario de cría.

    La iluminación debe ser escasa, y hay que procurar una malla para el fondo del acuario, de manera que evitemos que los huevos que llegan al fondo del acuario, sean devorados por los adultos.

    Si los mantenemos en el acuario habitual, depositarán sus huevos sobre plantas con hojas finas.

    Los huevos eclosionarán entre 24 y 48 horas después de la puesta.

    A los alevines hay que alimentarles con infusorios, hasta que puedan empezar a comer nauplios de Artemia, o alimentos similares.